Número 55 | Junio de 2021
Paseo María Agustín nº 20 Zaragoza - 50004     Tfno.: 976 28 06 60      jpl@unizar.es Normas/plazos para la propuesta de artículos
(call for papers)
imprimir
 
Convivencia artística: Terracotas de Merche Millán. Pinturas de Pepe Torrecilla
Galería Arte por un tubo, Zaragoza
 
 

Ha llovido mucho desde enero de 1978, desde que en la Lonja se expuso la Muestra artística de jóvenes aragoneses.  Veintitrés jóvenes presentaban un manifiesto en el que reivindicaban la labor artesanal y desmitificaban el arte y al artista en un intento de dinamizar la vida y sensibilizar al espectador.  Estos artistas variopintos pertenecían a diversos ambientes, la mayoría se estaban formando en la Escuela de Arte de Zaragoza,  situada en el precioso edificio, hoy abandonado, de la plaza de los Sitios.  Algunos compaginaban esta disciplina con otras carreras y diversas ocupaciones, quiero nombrarlos a todos, no hacerlo en función de la importancia que tuvieron con posterioridad, según el mayor o menor éxito de sus trayectorias, sino como decidimos hacerlo entonces, por orden alfabético: Juan Manuel Arpa, Carlos Barcelona, Juan M. Caballero, Francisco Cabrejas, Carlos Castillo, Jesús Clemente, Ignacio Fortún, Felix Fuertes, Julio J. García, Tapia Gasca, Teresa Gómez, Merche González, Javier Imaz, Isabel Laborda, Carlos Mayoral, Mercedes Millán, Ricardo Párraga, José Pratdesaba, Carmen Pueyo, María Pilar Sancet, Chose Torrecilla, María Pilar Val y Dino Valls.

 

Posteriormente se formó el grupo Crómatos, reducido a nueve integrantes, perviviendo dos años, dos o tres exposiciones, y dos intervenciones, una en el Hogar del Pensionista de Delicias y otra en el colegio Cesáreo Alierta situado en la Romareda. Más tiempo duraron las reuniones semanales en el café Levante, que poco a poco se fueron disolviendo por la falta de asistencia.  La vida de aquellos jóvenes discurrió por distintos derroteros, siguiendo su vena artística en diferentes niveles de intensidad y dedicación.  La exposición que nos ocupa, visitable del 3 al 16 de mayo de 2021, la realizan dos de aquellos artistas, unidos personal y artísticamente. Merche Millán, que de la pintura pasó a dedicarse plenamente a modelado y alfarería, convirtiéndose en una inteligente y excelente ceramista.  Pepe Torrecilla (Chose entonces), que sin abandonar el dibujo y la pintura, armonizó esta actividad con la llamada de la música.

 

Torrecilla expone dos lienzos, dibujos y reproducciones de obras realizadas a lo largo de los años ochenta, imágenes de lo que podríamos llamar la movida zaragozana, escenas de bares y de bailes, secuencias de personas que van a trabajar, que cogen el tranvía, el autobús o que llegan en bicicleta al número 15 de la calle Alcober, donde tenían su taller y donde se llevaban a cabo reuniones y juergas.  Personajes cubistas, interiores con suelo de damero y veladores con botella de vino. Obritas muy coloristas, de mucho movimiento, algunas nos recuerdan viñetas de cómic, otras casi surrealistas con figuras planas, hombrecillos de papel caminando, hombres-estrellas que parecen flotar.  Mucha vida, recuerdos, amistad, juventud y humor.

 

Merche Millán trabaja con barro, materia empleada desde hace miles de años, en la que intervienen los cuatro elementos: tierra y agua, aire que seca sus obras y fuego con el que se cuecen, la esencia de la terracota.  En ocasiones ha pasado su obra a bronce y acero, como es el caso de A la maestra rural, escultura situada en la plaza de El Puente de Sabiñánigo, junto al museo Ángel Orensanz y Artes del Serrablo, ganadora en el año 2001 del Premio Internacional de Escultura Ángel Orensanz del Ayuntamiento de Sabiñánigo.

 

En esta ocasión presenta recipientes de diversas formas, con variedad de engobes, barnices, texturas, colores y acabados.  Preciosas piezas que pueden igualmente dedicarse a ser contempladas o a disfrutar de su uso, unas decoradas con incisiones, otras con figuras.  Vasijas con formas de animales alados, o culminadas con sirenas, ballenas, cabras, carneros o jabalíes, algunas montadas por diversos personajes.  Extraños e imaginativos animales y criaturas que nos recuerdan a los seres mitológicos del Pirineo, o a los inspirados en bestiarios medievales presentados en anteriores exposiciones.

 

Sirenas, tritones, mujeres, minotauros, figuras que llevan en sus cabezas esferas del mundo, reptiles, peces o pájaros. Las alegres y simpáticas brujas del mar, especie de brujas-sirenas dotadas de gran movimiento.  Grupos de personajes en diversas actitudes, unos leyendo sentados, otros que parecen portar maletas y están mirando al cielo ensimismados, otros que conversan, se besan o bailan…  El ser humano en lo cotidiano y  en la manifestación de su imaginación, fantasías y mitos.

María Pilar SANCET BUENO
Doctora en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza. Miembro de AACA, AECA y AICA

Fecha de Entrega: 18/06/2021
Fecha de Admisión: 21/06/2021


<< volver imprimir